El viaje Parte 5

Yo no viajé solo, viajé con un amigo y tuve la ayuda de las personas “Ayudantes” de los aeropuertos. Si tuviera que hacer uno de estos viajes solo, tan largo y con tantos aviones, la conclusión sería que sí que se puede hacer, pero que es complicado y en algunas ocasiones dependerás de la buena fe de las personas que te encuentres, por ejemplo, si necesitas ayuda para subir a un taxi, o para que el taxista desmonte y vuelva a montar tu silla. Si te quedas en un hotel pues ya se sabe que pasa con las adaptaciones, que a veces hay muchas barras para sujetarte y todo parece muy bien pero cuando vas a pasarte ves que no hay barra para sujetarte a ese lado del WC o cualquier otro inconveniente, así que realmente poder se puede hacer, pero es muy recomendable ir con alguien que en un momento determinado pueda ayudarte.

Siempre dependes de que alguien lleve tus maletas y que tú puedas desplazarte, si llegas a un punto que no puedes avanzar te toca esperar a que alguien te ayude.

En cuanto al avión está todo muy controlado, y lo tienen muy estudiado, para ellos es como representar una obra de teatro que han hecho una y mil veces, llegas, te recogen con la pequeña silla, guardan la tuya, tus maletas, te llevan a tu asiento y arreglado. Para bajar operación inversa, te recogen con la silla te esperan con la tuya en la puerta del avión, te dan las maletas y a seguir. Por ese lado no hay más inconveniente. Dentro del aeropuerto también está todo adaptado, no hay escalones, los baños están adaptados, hay ascensores y todo está completamente llano. Los trenes que tuve que usar también están adaptados, es decir puedes subir fácilmente y dentro van todos de pie, puedes aparcar la silla donde quieras. Como recomendación, yo puse el culo de la silla pegado a la pared del tren de forma que me quedaba de lado y así no estaba de cara ni de culo a la marcha, porque si no es complicado al acelerar y al frenar, al estar de lado no es problemático.

Fuera del aeropuerto pues ya depende del país donde vayas, de las zonas, de los hoteles…

Mi recomendación es ir acompañados si necesitas ayuda, porque nunca sabes en qué problemas te puedes encontrar y quien te va a ayudar… Puede que tengas que esperar un rato frente a un bordillo porque nadie para a ayudarte… Con un poco de ayuda todo puede salir según lo esperado.

Otro gran problema que tenía eran las medicinas, como tenía visado para dos meses y utilizo bastante medicinas esperaba tener problemas con eso, llevaba informes de los médicos, recetas, facturas de los medicamentos, un sin fin de papeles con los que esperaba me dejaran entrar los medicamentos en los diferentes países que iba a entrar. Al final no me pusieron ningún inconveniente, pero es algo a tener en cuenta porque es fácil que nos traiga un buen dolor de cabeza. En Corea por ejemplo me revisaron a fondo.

Para mí al final no fue una mala experiencia en general.

Si eres una persona que te gusta viajar no veas un inconveniente en tu condición física antes de hora, claro está que más riesgos que quedarse en casa hay, pero aún así, si te decides, prepara bien el viaje, habla con los médicos, hazte las pruebas oportunas, planea lo todo al detalle o lo mejor que puedas, y si todo está correcto a viajar!!!

 

SALUDOS!!!

Share This Post On