Días de calor

Día terrible el de hoy, hace un calor insoportable, no creo que la humedad sea excesivamente elevada. Aquí la humedad varía mucho durante el mismo día, comparando la noche con el día.

Debe de estar haciendo unos 32 grados, que dicho así no parece nada ¿cuándo no los hace en casi cualquier parte de España un verano muy flojo? pero el problema es la sensación térmica, no la puedo saber con exactitud, las webs hablan de hasta 43 grados, es terrible.

Por la ventana de la casa puedo ver a los niños jugando a la sombra pero debajo de las camisetas llevan una pequeña toalla para absorber el sudor, por lo visto lo llevan para que no se les seque el sudor directamente en la espalda con el viento, pues puede hacer que se pongan enfermos con problemas respiratorios. Al menos eso dicen las personas de aquí!

Es fácil ver a mucha gente con sus pequeñas toallas secándose el sudor. La gente huye del sol, y los trabajadores van tapados, a veces hasta incluso la cara con un pañuelo.

Los niños parecen imbatibles, jugando a la pelota, corriendo, gritando, montando en bici, mientras para mí es un esfuerzo el simple hecho de estar aguantando el calor mientras hago los deberes cotidianos.

La sensación es como estar muy cansado, con la tensión baja, y a veces hasta resulta un esfuerzo respirar. Muchos lo verán una exageración, pero para mi condición física desde luego no lo es. Demasiado contento estoy por llevarlo todo tan bien. Me he sorprendido gratamente a mí mismo por encontrarme tan bien dentro de todo.

El tiempo hace días que anuncia pequeñas lluvias, pero no llueve ni gota, no sé que será peor en estos casos, porque si llueve habrá mucha más humedad, y como la temperatura no creo que se mueva mucho… será una sensación desagradable.

Por la noche es más de lo mismo, la temperatura se suele mantener en torno a los 27 a 28 grados, es muy difícil dormir sin usar aire acondicionado. Ya puedes abrir puertas y ventanas y poner ventiladores que la casa está tan caliente que es imposible descansar. La casa absorbe mucho calor y por la noche con esa temperatura en el exterior aunque entre algo de aire no le hace nada. Lo más habitual es encontrarte con que todas las habitaciones tienen un aparato de aire acondicionado, de esos que salen en las películas americanas y en algunos dibujos, esos que llevan el cuerpo fuera de la ventana, y tienen la boca dentro de la ventana.

Con precisión quirúrgica abren un agujero por la tela mosquitera, meten la boca del aparato dentro y queda fuera el cuerpo del aire acondicionado. No hay que dejar hueco para que entre ningún mosquito. Aunque los mosquitos serian lo de menos. Como buen sitio tropical que es Filipinas tenemos todo un elenco de insectos y bichos variados, como arañas, cucarachas, cien-pies, hormigas y mosquitos claro está.

A las cucarachas las podemos torear, corren que da gusto y tienen unas antenas bien largas, si las acorralas mucho pueden alzar el vuelo, así que si eres de los que tienen pánico te vas a llevar un buen susto.

La última araña que vi mediría más de 10 centímetros y corría por la pared con demasiada agilidad para mi gusto. Desde pequeño me da miedo matar a las arañas porque cuando era pequeño, puede que tuviera 10 años, en el campo, matamos una araña bien grande y empezaron a correr miles de crías que al parecer iban montadas en la espalda de la grande. Fue tan desagradable ver esa sombra oscura de miles de diminutas arañas moverse por todas partes, que desde entonces no me atrevo a darles con la zapatilla, no me dan miedo las arañas pero sí tener que aplastarlas; aunque claro, cualquiera se va a dormir con semejante compañero de habitación…

Los cien-pies también aparecen como de la nada en cualquier parte, son negros como el carbón, y es interesante al levantarse mirar dentro de los zapatos… Por lo visto no son venenosos de morirse pero te dejan una buena marca dolorosa durante unos días. En mi caso con una lesión medular cuando fuera a enterarme que el cien-pies me está mordiendo el pie posiblemente no podría ni quitarme el zapato de la inflamación, se podría hartar a morderme que como no me avisara gritando no me iba a enterar de nada.

Insectos y bichos a parte, espero que mañana sea un buen día, en Filipinas te pones moreno hasta sin salir de casa!

Share This Post On